Semana
52
Joseluis

Office's adventures, Chapter 52: Compadre

Género
Relato
Ranking
0 33 0

Hay un preso (digo compañero!) que casi a diario me pide pitillos, de normal a cualquier otro, a la primera, le hubiera soltado un "Faltan luces en el puerto, la estanquera ha muerto" y hasta aquí tu y después gloria, ya ves que pena, uno menos al que saludar por las mañanas; pero es que este cabrón tiene mucha gracia y es imposible negarle nada, "Te juro que traía bro, pero no sé qué pasa, que se me fuman solos" me dice el otro día, quién podría decirle a este angelito que no. Aún recuerdo cuando le conocí, pasaba yo por su celda (digo mesa!) y simplemente le medio saludé con la cabeza; entonces el flaco estuvo rápido: "Ya me has liado tunante, venga si, vamos a echar un piti, pero me tienes que invitar", corrían buenos tiempos para la lírica, así que salimos a echar humo y así empezó el cancaneo. Escaparnos por las mañanas un rato al solecito a echarnos un truji al pecho se había vuelto una costumbre, por supuesto que siempre le invito yo, algún mechero sí que le he visto pero de cigarros… ni rastro; hasta hoy, que al verle sacar un par de cilindrines me he quedado blanco, ¿Qué significa esto? ¿Me estaba dejando?. Cagándome de miedo estaba esperando para escuchar las temidas palabras “Tenemos que hablar” cuando su guiño me ha devuelto la confianza y ya sus palabras me han dibujado la sonrisa: “Pana, he visto tu ficha de arresto (digo perfil laboral!) en el PrisionedIn, y tenemos que celebrar que eres el único de toda la cárcel (digo oficina!) que no dice que es mi jefe”. Analista dice él que es, un caradura que dice en alto lo que todos vemos digo yo, pero… como no le voy a quereeeer.

Publicado la semana 52. 15/01/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Siguiente Texto