Semana
50
Joseluis

Office's adventures, Chapter 50: Faulkner, el preso #0)

Género
Ranking
0 32 0
Sin exagerar se podría decir que él aún estaba en edad de merecer cuando consideró una penitencia el tener que desaprovechar las mejores horas del día en su cárcel (digo oficina de correos!), todavía aguantaba bien sin ir al servicio continuamente, sin embargo, lo que sentía que se le escapaba era la vida y todo para poder aparentar una existencia normal; bombardeado hasta el hastío con un modelo de vida a seguir consumista donde el estar preso (digo “trabajando”) era lo mejor para no malgastar lo ganado con el sudor de la frente. Pero eso al él, no le gustaba, se sentía encerrado sin ni siquiera poder parar a echarse un pitillo sin pedir permiso. Aquello era un mundo de penas, la falsa tranquilidad le estaba susurrando que no era feliz… hasta que su mano izquierda, ya cansada de tener siempre que aguantar, sin aspiración ninguna, empuñó una estilográfica y escribió lo que hoy en día se considera el manifiesto adventurístico: “Dado que vivo bajo el sistema capitalista, espero que mi vida se vea influenciada por las demandas de la gente que tienen dinero. Pero que me condenen si me planteo estar a la entera disposición de cada canalla errante que tenga dos centavos para comprar un sello de correo. Esta es, señor, mi renuncia.” Lo mandó todo al carajo con una sonrisa. Él es sin ninguna duda, el considerado “preso cero”, Ídolo y referencia, al que hay que dar gracias todos los días por marcar el camino (Basado en una historia real: W. Faulkner).
Publicado la semana 50. 12/12/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter