47
Joseluis

Office's adventures, Chapter 47: ‘Cari’ Grant

Yo no quiero ser Cary Grant, y eso, que todo el mundo quisiera ser Cary Grant, hasta el mismísimo Cary Grant dijo alguna vez querer ser Cary Grant, pero yo no, para nada, quita quita. Si tuviese que ser Cary Grant tendría que, casi por contrato, enamorar a despistadas jovenzuelas, engatusar a las ya entraditas y embelesar a las más maduras, siempre ser amable y estar dispuesto para dejarlo todo por cada una de esas mujeres; parar el mundo para atender sus deseos, incluso los que todavía no tienen. La obligación siempre es mantener alto el ‘estándar Cary Grant’, no se puede ser Cary Grant solo un rato cuando conviene, Cary Grant se es a tiempo completo o no se es. Yo, más humilde soy, y prefiero ser cualquier otro, cualquiera con menos foco, ser Cary Grant estresa y cansa; me imagino el estar pidiendo algo en el economato de la cárcel (digo a la responsable de material!) y solo por ser Cary Grant  tener que flirtear con esa señora de dedos amarillos por el tabaco y olor a gato. No hay descanso, no se le permiten malos momentos  a Cary Grant, él, tiene siempre que disparar al corazón. Mucho mejor es tener claro cien por cien que no se es Cary Grant y que cuando la alcaidesa (digo jefa!) me diga de nuevo: “perdona cari, me puedes hacer un favor” girarme y dejarme la garganta voceando: “¡que Cary ni que Cary!, ni que tuvieses la muerte en los talones, tanta prisa siempre, vamos ya carajo!!”
Publicado la semana 47. 22/11/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
47
Ranking
0 105 2