46
Johan Cladheart

Cuadragesimosexto golpe — At Ascao

Delante de mí un perro oscuro y fino

—no entiendo de razas—

muestra en sus agitados ojos claros

la sinrazón que ve desde un Focus gris.

 

A mi lado, en un viejo Audi,

un señor más viejo todavía

se santigua.

Se besa la mano.

 

Por un momento pienso que pretende suicidarse contra mi coche.

Después reparo en que suicidarse a 20 kilómetros por hora

no es una gran idea.

O tal vez sea la mejor de todas.

Un taxi lleva a una actriz famosa.

No la reconozco, pero sólo una actriz famosa

puede ir en taxi por la M-30 en hora punta.

 

Una belleza rubia,

risueña, en un Focus rojo impoluto,

más nuevo que un coche nuevo,

mueve la cabeza al son de la música que suena en mi coche.

Pienso que baila para mí.

 

Dos tipos vestidos exactamente igual,

con su gorro oscuro y su plumas blanco,

parecen camino de atracar un banco

en un viejo Renault sin calefacción.

Tal vez su mamá los haya vestido para la ocasión.

 

Un señor antiquísimo,

como su antiquísima boina,

y su no menos antigua esposa,

al frente de un Mazda verde fosforito

con tubos de escape trucados.

Vuelvo a mirar y siguen ahí.

 

Llegando,

veo salir de un coche en doble fila a una morena prometedora.

Instintivamente miro su culo

y veo que al lado de éste cuelga una pistola:

con la policía hemos topado.

Instintivamente también,

acelero por si me pilla.

 

Llego a la barrera y entro por la rampa.

De fondo música para enfadarse.

Para mirar mal a la gente en los atascos.

Publicado la semana 46. 18/11/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
46
Ranking
0 116 4