41
Javier Oliva

fundación de una estirpe

soy titular de una pena horrible

de un sindiós de emociones que me embargan

de una melancolía a ras de pájaro

y de numerosas ocasiones

en las que aparezco como boba

; lloré, para más señas

y por llorar entiéndase arrastrar colmillos por praderas

, circunnavegar dolores como naufragios

, volver a visitar personas ancianas en domingo

: principalmente lloré en las coordenadas adecuadas

y, por descontado, en los días precisos

; en un momento saldré a la tempestad

que recorre este jardín

, volveré la espalda a quien me tosa

, haré programaciones para un invierno

tan cálido como inhóspito para mis adentros

; me vuelve a recorrer un sentido de la pertenencia

: miro el espejo de mi tribu

y redacto, con titánico esfuerzo

, la constitución fundacional de esta estirpe

: trigo soy y al viento lo esparzo

, cereal líquido

, instante monumental

, semilla que se echa al monte

.

Publicado la semana 93. 14/10/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
41
Ranking
0 71 0