Semana
58
Javier Oliva

enseñanzas

Género
Poesía
Ranking
0 108 0

te pregunto

: qué hijas

vamos a dejar a nuestro mundo

; y me contestas

: haces bien en llamarlo nuestro

porque cada vez siento más

el aliento del ártico

en mitad de mi garganta

, las frías mañanas despertando

al mar de alborán

, el peso del color azul

de los inmensos bloques de hielo

allá lejos, en el sur

y sigues

: sí, creo que hacemos bien

en distinguir

entre información, cultura y entretenimiento

, en espigar los datos de los hechos de las opiniones

y en mezclar a posteriori

como nos viene en gana

churras con merinas

velocidad con tocino

matemáticas con parnaso

seguiriyas y sonatas

; sí, accedo

, todo eso está bien

, pero nos está faltando algo

, pregunto sin aire

temiendo la respuesta

: bueno, en todo ello

, no que falte

, pero sí que hay que fijarse siempre en añadir

 parcelas grandes de tiempo sin apreturas

, momentos de aburrimiento soberano

, lugares donde encontrar

el poder de cambiar

el famoso orden de las cosas

, días y semanas y meses cargados de abstracción

, áreas preparadas para grietas

, prados llenos de clorofila

en los que entrelazar los dedos de ambas manos

por detrás de la cabeza

y mirar al cielo

sin grandes aspiraciones

sin siquiera la intención de encontrar formas entre las nubes

, mirar con la sencilla idea de encontrar

esa razón tan última

, lo inmaterial que nos mueve

, aquello que debemos perpetuar

para seguir llamándonos humanos

: la archimanoseada libertad

; pero la de verdad, afirmas

, bueno, la que nosotras pensamos que es la cierta

, concedemos finalmente

: esa de sentarse bajo un pino

en mitad de un bosque

, abrir una tartera mirando al monte

y mordisquear una naranja

recién pelada

por unas frágiles manos

: las nuestras

.

 

Publicado la semana 58. 11/02/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter