44
Javier Oliva

volver

y volver a escarbar la arena humedecida


, patear rastrojos


en medio de un camino forestal


, lanzar piedras planas que hagan ranas


en la superficie espejada de un lago


, posar de manera luminosa


las plantas de los pies


encima de una tupida madreselva


, ver las huellas


que se van dejando


a medida que abandonamos el mar


, ir colocando conchas


a modo de pistas


por encima de plantas leguminosas


y jugar a la confusión


entre una playa y un bosque


y asombrarse dentro de


esa enorme simbiosis


en la que se pueden llegar a conjugar


manos entumecidas por frío


, pies húmedos envueltos por algas


, corazón tierno por tanta sobreexposición


...


y volver a verse la cara


justo antes de volcar desde tu barca

Publicado la semana 44. 05/11/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
44
Ranking
0 195 0