27
Javier Oliva

fuck the algoritmo

hay mañanas

en las que me levanto

que fuck the algoritmo

, que impugno todas las resoluciones

, que no paso una

, que repito dos rituales

que me hacen más humano

, cada uno heredado de un siglo

y de una parte del mundo

: hago un té

y escucho un vinilo

; es más o menos así como sucede

: sirvo el agua hirviendo

, agarro un vinilo

, siento todo lo material pesando

-  la taza, su asa, el elepé, su cartón

-, abro la tapa del tocadiscos

, sitúo la aguja, muevo la manija

, comienza a sonar changes, de bowie

y pienso ‘que le den al algoritmo

’; hoy nadie sabe lo que escucho

, contagiaré mi espíritu rebelde

a través de los muros de mi casa

, al vecino le llegarán los acordes

, me llegará su radio clásica por el patio

, la mezcla estará servida

. mis ventanas no impedirán

que entre música

de otras afinidades

, no ocurrirá el tedioso momento de

‘como te gusta esto

, quizá te guste esto otro

’, no

. ocurrirá lo que sigue

: como tu vecindario es así

te llega lo que te llega

: un piano que suena a adele

, bad bunny por la ventana

, los golpes de los albañiles del cuarto

, eskorbuto desde el sexto

, brahms en la lejanía

, el contagio frente al algoritmo

.

Publicado la semana 235. 30/06/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
V
Semana
27
Ranking
0 89 0