51
Javier Oliva

la educación de antes

antes decíamos: ‘es muy obediente

’ como sinónimo de bondad

, cuando lo que queríamos transmitir era

simplemente

que esa niña ese niño

ejecutaba órdenes sin siquiera

pensar las consecuencias

: respondía sí por miedo a la bofetada

, cumplía gracias a los castigos

, recogía cosas con amenazas

; es decir, ese niño, esa niña

, acataba los mandados

, repetía respuestas reutilizadas

, reproducía lo inculcado

. así las cosas

, todavía se oyen voces que en ocasiones saltan

: ‘la educación de antes sí que era educación

’; ¿es que nadie se da cuenta

de que en ese antes había un dictador

? un dictador que amedrentaba a sus primeros ministros

, los cuales amedrentaban al primer

director general que tuvieran a mano

, quienes a su vez amedrentaban a todo tipo de subsecretario

que anduviera cerca

y estos a sus complacientes esposas

, y así hasta llegar

 a su obediente descendencia, a su ordenada prole

; antes, señoras y señoros

lo que ocurría es que por cada hombre que pegaba a su pareja

había cien protestas apagadas, mordidas por la lengua

; por cada hombre que llegaba cabreado y cargado de alcohol

había una fila inmensa de desdichas puestas una detrás de otra

y de quehaceres callados y de tareas no agradecidas

y de miradas bajas con desprecio entre medias

; antes había un señor que pegaba a su señora

y el vecindario, que era tu mundo, callaba

y al mundo no le escocía

puesto que tu ruido no le alcanzaba

.

Publicado la semana 155. 22/12/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
III
Semana
51
Ranking
0 28 0