37
Javier Oliva

constataciones de septiembre

constato que el ser humano

, en ocasiones

, cuando se queda solo

, no sabe llegar por sí mismo

a una respuesta

; ni siquiera a veces

sabe llegar a una pregunta

; constato también

una bajada repentina de las temperaturas

en esos momentos en los que

te busco y no me miras

me miras y no te busco

y sucede entonces

que todo parece dar meras vueltas sin sentido

: ahí es cuando digo que

 la vida es una noria sin final

: subamos a sabiendas

de lo que ya hemos pasado

; constato además

que roer pan duro calma la ansiedad

, que acompañar legumbres con piperras

suena como algo natural

, que el fresco de las noches de septiembre

es inigualable al cien por cien

, que las ganas de sexo no decrecen con la edad

, que pintar una casa

de blanco nuclear

suele convertirse en una experiencia luminosa

, como de volver todo a empezar

y constato por último

que los acentos lejanos de tu mismo idioma

te hacen preguntarte

cada vez más asiduamente

: ¿qué hay más bonito que alguien

, un ser humano distinto a ti

, que no ha sabido llegar solo

a pocas preguntas

y a casi ninguna respuesta

, del otro lado del planeta

, con a priori poco en común con tus brazos

, haga indecibles esfuerzos

, pague cuantías asombrosas

, busque las maneras más curiosas

de hablar como tú

para decirte te quiero

?

Publicado la semana 141. 15/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
III
Semana
37
Ranking
0 33 0