17
Javier Oliva

la destrucción y el amor

te desordeno vivarachamente la cabeza

y me salpican todas las ideas

que se te han ido ocurriendo

los últimos tres millones de segundos

: me sobresaltan figuras de alebrijes de colores

, con gruesas patas de gallo, cola de tiburón

, cuerpo de cocodrilo y cabeza de mamut

, se me aparecen también misiles teledirigidos

, patines con ruedas de fuego

, trajes irrompibles, pantallas táctiles

; te toco la cabeza y te sobresale en ese momento

miel ensortijada, números nucleares

, olor a maderos prendidos

, tonos ocres que se evaporan

como si, al pretender cazarlos

, no hicieran más que escapar y escapar

; paseamos a la vera de un bosque

y por el margen encontramos acción

: palos que sirven de hachas

, ramas que tiro desde la falda del monte

para probar cómo rompen

, experimentos vivos que se autocompletan

a medida que caminamos juntos

, zas, la madera, zas, el palo

y así vamos conjugando la destrucción y el amor

.

al poco, chof

: hemos lanzado una piedra

, el arroyito ahoga la perturbación

; no es época de ranas

, ni lugar para saltamontes

, lo que pasa es que nos vieron

los brotes sordos de los robles recién naciendo

, estaba claro que todo tenía un nombre

: húmeda primavera gallega

.

Publicado la semana 121. 28/04/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
III
Semana
17
Ranking
0 41 0