52
Javier Oliva

la vida está en otra parte

begoña grande

que andas con tus hermanos y hermanas

en los asientos traseros de un coche monovolumen

: hay fosforescencias que ya ves

, que de hecho estás viendo

, purpurinas de las que cómo no hablarte

, farolillos por doquier

, confeti en todas las habitaciones

… también hay barbaridades encima de la mesa

, suciedad bajo las alfombras

, herramientas de muerte en las pantallas

, sangre a borbotones en los telediarios

, colores confusos que caen cabronamente

sobre vuestras maleables cabezas

; además, estas páginas de hoy día

parecen llenas de licores graves

, de vueltas de hoja, de dobleces y más dobleces

: las lunas se suceden peligrosamente saturadas

, cargadas de datos para recordar

, de nombres de guerras

, de cifras que parecen sostenerse por sí solas

y solo tenemos tres o cuatro poderes

: el olor a pan recién amasado

, la energía de que es capaz una caricia

, los gestos sinceros, algunos atrevimientos

confiemos también en tu inteligencia

, begoña grande

; parece cierto que de vuestro padre y de vuestra madre

cuelgan perlas únicas

de las que aprender un ejemplo

, pero todo a su debido tiempo

: por el momento toca no ser deslumbrada

por la escena y los focos

: es verdad que hay montones de luces encendidas

, que el fulgor que despiden os amenaza enormemente

que os confunden con campanitas y espumillón

y que tratan de despistaros de lo urgente

todo eso es cierto

, como también que tendréis que intentar

que eso no os ocupe demasiado

; la vida está en otra parte

: seguro sabrás buscarla

.

Publicado la semana 104. 30/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
52
Ranking
0 113 0