38
J.Maseda

Islandia

Sonámbulos, con el ademán de todos los desenlaces,
como los mosquitos del quinqué; somos manchas embotelladas.
Cuando las manos hablan un adiós pendular, el idioma
de un piano mecánico, un foso de blusas bajo el biombo.
Los cañones quemados del jueves descansan bajo el hielo
de la mañana. Sonámbulos, pesados, con ojos químicos
y disolventes, la luz nos maquilló como a soldados
de plomo. En un mundo donde “oído” se lee al revés,
echamos raíces en las noches de Islandia. Los días son
sombríos, y fascinantes. Y nada nos invade, con el ademán
de todos los desenlaces.
Publicado la semana 38. 24/09/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
38
Ranking
0 178 1