06
Hector Dominguez

Hasta pronto

NOTA PREVIA: ¡(Es importante leer el poema "El hombre imaginario" de Nicanor Parra antes de leer esto)!

Ayer dije adiós a mi querida productora especular:

Entre otras cosas, a modo de celebración ritual:

-Bebí Chacha Georgiana de 70 grados junto a mis queridos exsocios y amigos

-Y al brindar dijimos "gaumardzhos"

-Y en una de estas rompí un vaso

-Y el suelo se llenó de pequeños cristales

-Y el olor a Chacha nubló un poco la casa y nuestros corazones

-Y un tiempo después me comí algún que otro trozo de libro.

Concretamente, devoré un par de portadas de libros de pintura (Hopper y algunos pintores Nórdicos) y varias páginas de Bodas de Sangre.

Hoy me encuentro mucho mejor.

Entre las cenizas vuelvo a leer un nombre de mujer: el mismo nombre.

En los próximos días haré algún acto de amor hacia mis libros para equilibrar la balanza.

Posibles actos de amor:

-Os llevaré a ver el mar una mañana de primavera

-Estaremos juntos cuando empiece la tormenta

-Estaremos juntos cuando termine la tormenta

-Nos despertaremos juntos al amanecer para escuchar el sonido de los pájaros

-Nos acostaremos juntos al amanecer para escuchar el sonido de los pájaros

-Viajaremos juntos a lugares remotos

-Os leeré mientras camino por lugares remotos y no miraré a los ojos de nadie.

-Buscaré a alguien con vuestro mismo nombre y seguiré todas las pistas hasta encontrarlo.

(Ahora inspiramos y con el impulso nos vamos volando lejos, muy lejos de aquí)


Yo:    (Tiritando) ¡Por fin os he encontrado “Hombre Imaginario”!

ÉL:    Estáis empapado y tiritando.

Yo:    (Tiritando) Creí que el agua del río era imaginaria.

Ella:   ¿Y qué pensáis ahora?

-Justo en ese momento se asoman los tres juntos al balcón imaginario-

Yo:     Puede que sean imaginaciones mías pero me parece que por fin os habéis reencontrado. Y lo creo no por su presencia, bella dama, sino porque desde que entré no paro de escuchar, por encima, muy por encima de mis dientes que tiritan sin parar, el sonido de sus corazones palpitando con más intensidad imaginaria que nunca, lo cual significa que ambos vuelven a sentir ese mismo placer y ese mismo dolor imaginario.

Igual, exactamente igual que nosotros.
Publicado la semana 6. 16/02/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
06
Ranking
0 238 0