04
Hector Dominguez

Receta nº30

(Leer gritando a la ventana y asomado a las exclamaciones)


Un poeta dijo una vez: Hay que confiar en el tiempo.


Mira, fíjate bien y escucha:  


¡Cuando gritas comienza la tormenta!


Nace de tus entrañas y de aquel punto en el horizonte


El rayo desbocado y fugaz solo intuye 


Pero antes,  mucho antes, el trueno revela como un abuelo de voz grave:


 ¡Hay que atreverse a tener miedo! 


¡Atraverse, que es lo mismo que entregarse:


 ¡A dormir! 


¡A estornudar!


¡A correrse! 


¡A morir! 


¡A vivir!


¡A volverse loco que es lo mismo que enamorarse!


El poeta dijo una vez: ¡Hay que confiar en el tiempo! 


¡Si es necesario imprecar, impreca, impreca! 


Si tienes miedo de romper un plato:  ¡Corre y rómpelos todos! 


Si necesitas tomar manzanillas regularmente hazlo...


Si necesitas echarle un chorrito de vozka a la manzanilla regularmente hazlo...


Luego, el poeta se ríe y rompe una botella de vino vacía en la cubierta de un barco con nombre de mujer.


Mientras grita: ¡No grita!


Y justo en ese momento comienza la tormenta


 Como si el universo estuviera de acuerdo en que lo importante es el gesto. 

Publicado la semana 4. 16/02/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
04
Ranking
0 1002 0