03
Hector Dominguez

"Vidas imaginarias" (Biografía de un fantasma)

Una noche de tormenta del año 1920, un joven poeta entra en una sala de cine por primera vez en su vida. El poeta contempla, atónito, cómo la película consume su mirada y entra dentro de él, como cuando sueña con las afueras de un río y él es el humo del cigarro.

Una noche de tormenta del año 500.000 A.C, un Homo Erectus está a punto de ser alcanzado por un rayo, que finalmente cae en un árbol. El Homo contempla atónito, por primera vez en su vida, el espectáculo del fuego y algo se consume en su mirada y entra dentro de él como cuando sueña con el oso y él es la montaña.

Al cabo de un rato de mirar extasiado, ambos se queman. El viento apaga el fuego. En sendas cenizas se dibuja un nombre de mujer, el mismo nombre.

Lo intento pero no consigo dejar de pensar en ellos. Puede que todo les sucediera porque estaban locos y enamorados.

¡Corre, asómate a la ventana!
Ese hombre, el del sombrero amarillo baja la cuesta de San Vicente todas las tardes cuando el sol está a punto de ponerse. Se acerca a la barandilla y camina sobre ella pisando la superficie metálica con los brazos extendidos en forma de cruz, como un funambulista.
Sus movimientos son sutiles, precisos y silenciosos, por lo que solo yo, que miro para intentar ver las diferencias, me fijo en él cada tarde. Y cada tarde, cuando sale de cuadro comienza la noche de tormenta.

Con su gesto reclama una revolución cotidiana, casi invisible:  hordas humanas gritando: ¡¡Silencio!! ¡¡Silencio!!

Lo intento, pero no consigo dejar de pensar en el señor del sombrero. Puede que todo lo haga porque esta loco y enamorado.

¿Cómo escribir la biografía de un fantasma? Será una más de mis "Vidas imaginarias". La última de una serie de películas documentales.
Sigo sigilosamente sus pasos aunque sé que he sido invitado. Caminamos por el bosque en medio de la noche de tormenta. El fantasma enciende una hoguera dentro de un árbol. Me asusto por primera vez al contemplarlo desde la distancia, como cuando era un adolescente y después de comer pastillas a bocados soñaba, o no soñaba, que era mi boca la que se movía dentro de la lengua, y que yo era el humo del cigarro, y no había manera de recordar mi nombre ni las facciones de mi rostro, y de tanta oscuridad se me consumía la mirada ¡Y qué lejos se veía entonces la montaña!
¿Cómo escribir la biografía de un fantasma? Aún no sé casi nada sobre él, no nos hemos presentado, sólo conozco su sombra, su manera sigilosa de deslizarse entre los árboles o entre los candelabros y las grietas de la casa vieja. No sé si es un leñador o un poeta, o si está enamorado. Sé que es un buen fantasma, si no, no me habría invitado.
¿Será un suicidio hacer fuego siendo una sombra? ¿O será que tiene sueño y no puede dormir si lo estoy mirando?
No sé, todavía no puedo saber de qué tratará la película, solo sé qué estarán el sueño, el fuego, la sombra , la tormenta, el fantasma y la montaña.

Lo intento,  pero no consigo dejar de pensarlo. Puede que todo esto lo haga porque estoy loco y enamorado.
Publicado la semana 3. 11/10/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
03
Ranking
0 258 4