17
Laura Pesquera

65

Todas sus medias tenían un agujero en el dedo gordo del pie. Por allí se escapaban los “qué dirán”, las “inseguridades a flor de piel” y los “ya no tienes edad para esto” mientras recorría la calle de arriba a abajo subida a sus plataformas.
¡Hay que ver! Con la cantidad de banqueros que había atendido a lo largo de su vida y ninguno fue capaz de explicarle que las prostitutas también necesitan un plan de pensiones para poder jubilarse.

Publicado la semana 69. 23/04/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
17
Ranking
0 123 0