30
farrandemora

EN LA SILLA POR FIN (parte2)

Levantó la mano derecha y vi como me acercaba la maquinilla lentamente. Mi padre abandonó su asiento para contemplar mejor la escena. Fue entonces cuando el barbero, temeroso quizás de que lo frenaran, empezó a pasarme aquel instrumento por la frente. Noté un cosquilleo extremadamente placentero, una sensación nueva y desconocida para mí. En el espejo observé que mis mechones de pelo tendían a acumularse en los laterales, antes de caer sobre la capa o deslizarse hacia el suelo. Me imaginé que una máquina quitanieves o un cortacésped transitaba por mi cráneo.

En un alarde de maestría, sin casi levantar la maquinilla, el viejo oficial de peluquería continúo rapándome toda la zona trasera. De esta manera en mi cabeza se podía distinguir un franja central de cabello rapado, a 3 milímetros de longitud.

Me miraba al espejo y me encontraba ridículo. Se hizo un silencio sepulcral; lo único que se percibía era el monótono zumbido de la maquinilla. El barbero me peló con gran avidez la mitad izquierda de mi cabeza. Era evidente que se divertía conmigo. Se estaba tomando la revancha por mi curiosidad malsana. Mi padre, al verme de aquella guisa, para rebajar la tensión, intentó hacerse el simpático:

-Ahora pareces un exposito. Esperemos que no haya un corte de luz o que no se le estropee la maquinilla a don Clemente. ¡Menudo problema tendríamos…!

Pero el barbero tenía contestación para todo:

-No pasaría nada. Mis maquinillas de mano, que siempre las tengo bien engrasadas, cortan el pelo con la misma precisión. Si se va la luz enciendo unas cuantas velas. Este muchacho sale rapado de aquí aunque tiemble la tierra.

A los pocos minutos, mi cráneo tenía una apariencia completamente esférica. El cuero cabelludo se me transparentaba perfectamente. Hasta aquel momento, mi abundante mata de pelo me había protegido de los rayos del sol; la piel de mi cabeza era tan blanca como la cal, jamás se había bronceado. Estaba pelado por fin.

Publicado la semana 30. 03/08/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
30
Ranking
0 261 0