43
David Requena

Metáforas de la independencia

Más grandes juntos que por separado:

Roger Hodgson y Rick Davies de Supertramp (¿se les acabó la grandeza justo al separarse?)

Carlos Sainz y Luis Moya (nunca un copiloto, ni de rally ni de nada, llegó a hacerse tan famoso)

Josema y Millán de Martes y Trece (duele algo el alma ver qué poquita gracia tienen ahora, y recordar a absolutamente todo el mundo riendo con ellos).

Jimmy Page y Robert Plant de Led Zeppelin (sin olvidarnos de los geniales Bonham y John Paul Jones)

Albano y Romina Power (al menos cuando estaban juntos salían en la tele)

Simon & Garfunkel (aunque en este caso nos referiremos solo al pobre Art Garfunkel, ... y por lo mismo podríamos citar al que le hacía las palmas a George Michael en Wham)

Maureen O´Sullivan y Johnny Weismuller (porque después de que la primera y mejor Jane del cine dijera que ya estaba harta de selva, las pelis de Tarzán perdieron caché).

Brett Anderson y Bernard Butler de Suede (se dijeron adios y para uno vino la horterada y para otro el olvido)

Los hermanos Gallagher (quizá los más bestias de la lista y de los que más perdieron el uno sin el otro)

Los hermanos Cano (nuestros particulares Gallagher... o más bien al revés, ellos son los Cano ingleses... o ahora que lo pienso estos casos no tienen nada que ver entre sí... y en la misma línea de hermanos rencorosos, ¿por qué no citar a Azúcar Moreno? Me respondo: porque esas nunca fueron grandes).

Damon Albarn y Graham Coxon de Blur (porque lo de Gorillaz nunca ha acabado de convencerme).

Michael Jordan y Scottie Pippen (el primero fue y será el más grande, solo o con leche, pero su combinación dio lugar a los mejores momentos de baloncesto de la historia).

R.E.M, así en general, sin destacar a ninguno (porque fueron inmensos y cuando decidieron dejar de serlo... se acabó, del todo).

Axl Rose y Slash (hasta me da un poco de pereza poner algo de estos)

Billy Corgan y el resto de los Smashing Pumpkins (que a todos nos parecía que los otros raritos no pintaban nada en el grupo (salvo Jimmy Chamberlain) y resulta que cuando Corgan se quedó solo no volvió a acertar con un disco ni por equivocación).

Los Monty Python, (por separado no son ni mucho menos leyenda, aunque si lo pienso fríamente, quizá hicieron bien en dejarlo en lo más alto).

Black Francis y Kim Deal de Pixies (aunque los nostálgicos de más de 40 sigamos esperando que suenen en los bares casi nadie se acuerda de ellos como banda y menos después de lo hecho tras mandarse mutuamente a paseo).

Roger Waters y Dave Gilmour de Pink Floyd (y en el recuerdo el gran Rick Wright; por separado han vivido de las rentas, dando puntuales muestras de lo grandes que fueron y constantes muestras de que nunca volverán a serlo).

¿Neymar, Messi y Luis Suárez? (Hmmm, habrá que verlo. Parece que el argentino seguirá siendo infalible, como lo era antes de su asociación. ¿Lo serán Neymar y el mordedor supremo?)

Pablo Iglesias e Inigo Errejón (que sí, que va en serio, que han perdido mucho tras la que liaron).

Y quizá, sólo quizá, recuerden a dos muchachos de apellidos Lennon y McCartney.

 
Publicado la semana 43. 29/10/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
43
Ranking
0 303 2