41
Almendros

Debo

 

 

Debo quedarme en suspenso,

 

en las yemas valientes de las ramas,

 

en los huesos calados de procesos,

 

en los pozos sedientos de tu boca.

 

 

Debo trazar mi arquitectura,

 

con adobe que cimiente la ternura,

 

con espacio de palacio y de locura,

 

con silencio de sospecha en la pesquisa.

 

 

Debo columpiar toda la infancia,

 

con la sangre de un granado enamorado,

 

con vaivén en el bocado recordado.

 

Publicado la semana 41. 29/11/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
41
Ranking
0 265 0