35
Almendros

Aunque tiemble mi credo

 
Ahora no quiero suponer nada,

 

que los cursos naden su cauce,

 

que la lluvia cale la canícula,

 

que las cadenas se divorcien,

 

que tu beso haga en mi, lo suyo,

 

que te advierta en las ausencias,

 

que el serrucho coma como danza,

 

que el teatro apuñale la trama,

 

que los silencios no cejen por disparates.

 

 

Sea lo que venga y me que atraque,

 

aunque tiemble mi credo,

 

aunque suden bárbaros los chorros,

 

aunque los tanques derritan las agallas,

 

aunque  tus labios departan bagatela,

 

aunque estés imposible de tremenda,

 

aunque nunca sepamos los deliquios que se escapan.

 

Publicado la semana 35. 29/11/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
35
Ranking
0 184 0