47
Aletheia

alma helada

Noches templadas, tu voz es antojo,
fríos abrazos en hosca cabaña,
saliva salada un beso extraña,
tu piel de plata con guantes deshojo.

Silencio quiebra el mordaz arrojo
y escucho en tu voz el roce que empaña
el cálido bucle de mi pestaña
y deshace, en una lágrima, un ojo.

Está en tu piel esa amarga locura
que hace jirones la paz de mi calma
y mi silencio devuelve en censura.

Está en tu ser la latente amargura
que con tus gestos cercena mi alma,
y no hallo claro entre tanta espesura.
Publicado la semana 47. 08/12/2017
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Año
I
Semana
47
Ranking
0 107 0