Últimamente te veo cabizbajo y transparente, últimamente te escucho fatigoso y decadente.

Observo en tus ojos llorosos tristeza de la que ni se siente, pero está dentro de ti y es bastante latente.

Me gustaría ver tu boca relajada y sonriente, abrazar tus brazos fuertes y que fuera suficiente.

Mostrarte un sendero de frutos, donde los disfrutemos recogiendo juntos.

Enseñarte tu brillo interior, porque lo veo, aunque sé, que tú no.

 

Golpes: Semana #1
Tags: #poesía

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com