No era solo físico, no era un capricho. Querían un sobresalto a primera vista y desde el corazón. No querían un amor racional, ninguno que cortara las alas y ninguno que huyera volando. Querían despertar rubor en piel tibia, una mano abrazando una mano.

Querían revolotear en un estómago, querían las mariposas enamorarse desde las tripas.

Golpes: Semana #28
Tags: #relato

Comentarios (2)

  • fisherwoman . 16 julio, 2017 . Responder

    Si no fuera por ellas, las mariposas… Precioso final

  • Johan Cladheart . 20 julio, 2017 . Responder

    Inigualable sensación.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com