TE REPITES MÁS QUE EL AJO, ANDY WARHOL

13 abril, 2017.1 Comentario.#ficción #relato

Es tres de junio de 1968, Valerie Solanas no se baja de un ascensor, está esperando a que aparezca Andy Warhol. No lo espera para nada bueno. Warhol ama las cosas que se repiten. Solanas pretende hacer algo irrepetible. Valerie se cansa de esperar, no está demasiado cuerda, irrumpe en la planta del edificio. Andy está hablando por teléfono. Valerie saca una pistola.

 

Es doce de mayo de 2014, Rocío Carrasco aborda una pasarela sobre el rio, unos segundos más tarde aparece otra mujer andando rápido detrás de ella a punto de alcanzarla en mitad del puente, lleva una gorra con visera, parca y guantes, a pesar de que no hace mucho frío. La mujer demasiado abrigada conoce a la que acaba de entrar en el puente, pero no quiere que la reconozcan. La mujer abrigada, saca una pistola.

Isabel Carrasco oye el timbre de su móvil y contesta.

-Hi Darling, what’s this about?

-¿Quién? -Isabel Carrasco oye un tiro a través de la línea. El disparo ha sonado extrañamente real. Isabel Carrasco siente un fuerte golpe en la espalda, se agarra a la barandilla y se gira. Reconoce a la mujer, pero no reconoce la sala en la que de repente se encuentra, ya no está en la pasarela sobre el rio, está en un extraño loft, huele a pintura. Todas las paredes están cubiertas de papel de plata. El teléfono que sujeta no es un móvil, es un teléfono de mesa antiguo. Ha recibido varios disparos, pero la asesina ya no es la loca de Montserrat Martinez, No la conoce de nada.

Andy de repente ve el cielo abierto, cae sobre una pasarela de madera sobre un rio, se siente morir, la mujer se acerca a rematarle, no la conoce de nada. Este sitio no se parece nada a New york, no se parece a Pittsburgh, no lo ha visto nunca. No le gusta. Andy se desvanece antes de que otro disparo le llegue a la cabeza.

Isabel Carrasco va hacia el hospital, sigue sin saber dónde está. Quiere volver a León.

 

Andy despierta en un hospital. Está en Nueva York de nuevo. No tiene claro que no haya muerto. Alguien ha muerto eso está claro. Cuando se vuelve a dormir Andy ve el futuro. En una ciudad provinciana española. Es una mujer, todo el mundo la teme. No le extraña que la disparen en mitad de la ciudad. Por la mañana, ve de nuevo las cicatrices que le han dejado. El corsé que llevara de por vida.

Nunca le contará a nadie esa experiencia. Se siente avergonzado. Se da cuenta de que solo ha vuelto la mitad de él de ese viaje.

Valerie Solanas despierta en la cárcel de León. Está casada con un Policía. Acaba de matar a una política en una pequeña ciudad de España. No entiende nada. Quiere ver a un psiquiatra. Juraría que era Andy Warhol a quién quería matar.

Pero Andy Warhol lleva años muerto.

 

Montserrat Gonzalez no entiende porque todo el mundo habla en inglés y la juzgan en Nueva York. Dicen que está esquizofrénica. Acaba por admitirlo. No sabe nada de su hija. Dicen que ha disparado a Andy Warhol no a Isabel Carrasco. ¿Por qué nadie iba a querer disparar a un artista y no a una presidenta de la diputación? Es tan real su vida en el futuro, aunque parezca el pasado.

Golpes: Semana #14

Comentarios (1)

  • Pablo Amor . 13 abril, 2017 . Responder

    Bravo. Repito: bravo.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com