Dice buenos días
tantas veces
como miradas hacia otro lado
recibe;
no culpo sus silencios por respuesta
-tampoco el mío-

[si sirve de excusa:
es una mañana periódica
en una ciudad cualquiera
a la que se le olvidó el verano
pero no las prisas]

entonces una niña
suelta la mano de su padre
se para
y mirando al señor seriamente
responde:
buenos días

la calle parece congelarse,
al menos varios segundos
en los que las miradas se encuentran
celebrando que ella
pueda ser nuestro futuro.

Golpes: Semana #31
Tags: #poesía

Comentarios (2)

  • Johan Cladheart . 4 agosto, 2017 . Responder

    Made me smile.

  • Zamoranita . 7 agosto, 2017 . Responder

    Que bueno Quinni me imaginé a esa niña tan bonita!

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com