Veo colillas abrazándose en ceniceros,
busco preguntas entre serrín,
huesos de aceituna
y servilletas que fueron aviones
de un solo vuelo;
pongo la oreja en conversación ajenas
esperando encontrar algo
detrás de las sonrisas;
hago de arqueólogo en mis recuerdos
y aparecen cosas,
-demasiadas-
que no consigo plasmar en esta página
sin sentirme cursi, débil
o desnudo;
confío en que la espuma consiga escapar del vaso
mientras observo la ascensión de burbujas
en la cerveza;
la tortilla,
a pesar de sosa,
está poca hecha
-como más me gusta-
buceo en su jugo
hasta llegar a tantos lugares
como tortillas he compartido
y pienso en lo fácil que sería
dibujar las etapas de mi vida
sólo con tres o cuatro ingredientes,
unas manos que los unen
y una mesa con amigos.
Golpes: Semana #14
Tags: #poesía

Comentarios (3)

  • Pablo Amor . 10 abril, 2017 . Responder

    La nueva magdalena de Proust: la tortilla de Vedia.

  • Johan Cladheart . 16 abril, 2017 . Responder

    Al final, las historias las cuentan las sobremesas y las tapas. ¿Cuándo editamos tu libro de poemas, dices?

  • Javier Oliva . 19 junio, 2017 . Responder

    Muy de acuerdo con esos sabios versos finales: ‘y pienso en lo fácil que sería/ dibujar las etapas de mi vida/ sólo con tres o cuatro ingredientes,/ unas manos que los unen/ y una mesa con amigos.’
    Que vivan los tres o cuatro ingredientes de cada cual.
    Muchas gracias, muyayo

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com