Me he quedado colgado
justo ahí
en ese punto donde la canción
desborda a otra,
la pongo en replay
una y otra vez
una y otra vez
una y otra vez
y me voy
siempre me salgo en la misma curva,
vuelo contigo como en un cuadro de Chagall
mientras programo,
mi cuerpo, por su parte,
responde periódicamente
a lo que va de los oídos
directo
a las entrañas

la música tiene eso
te cambia los lunes, los martes
y, si me apuras,
la vida.

Comentarios (6)

  • Johan Cladheart . 14 marzo, 2017 . Responder

    Para bien o para mal, nunca se sabe.

    • (Autor) Quinnipak . 14 marzo, 2017 . Responder

      Ese “te cambia” era un “te salva”. Se agradecen otras sugerencia 🙂

  • J.Maseda . 17 marzo, 2017 . Responder

    Totalmente de acuerdo, muy bueno 🙂

    • (Autor) Quinnipak . 21 marzo, 2017 . Responder

      Sí, en mi opinión, la música consigue hacer sentir de una forma muy directa. Y además puedes escuchar 80 veces seguidas la misma canción y sentir lo mismo las 80 veces. Gracias, J!

  • Javier Oliva . 20 marzo, 2017 . Responder

    Claro que sí. La música te cambia y te salva, ambas cosas. Muchas gracias

    • (Autor) Quinnipak . 21 marzo, 2017 . Responder

      Muchas gracias a ti, Javier, por el comentario. Estoy de acuerdo con los dos verbos. Al final me decanté por “cambiar” por desdramatizar un poco 🙂

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com