Cuesta trabajo seguir

todas las indicaciones

de salud

que se encuentra uno,

a cada paso,

por este mundo.

 

“No te sientes así”

o

contractura garantizada.

“Mastica más”

si

el cáncer quieres evitar.

 

“Sécate bien”

o

verás tu piel cuarteada.

“Controla el azúcar”

si

el corazón quieres templar.

 

Cuesta trabajo no pensar

que en todo momento

haya algo

que esté uno haciendo

para acrecentar algún tipo

de riesgo.

 

Y sin embargo,

aquí seguimos,

sin llamativos achaques aún,

viendo la vida pasar,

como cualquier otro

mortal.

 

Ergo…

Comentarios (1)

  • David Requena . 5 noviembre, 2017 . Responder

    Muy bueno.

    Citando a Ned Flanders, “siempre he seguido a rajatabla todo lo que manda la Biblia… incluso aquellas órdenes que contradicen a otras órdenes”.

    Con esto de las indicaciones de salud pasa otro tanto.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com