Energía y entusiasmo de escritora aficionada al embarcarme en este proyecto. Soy ese tipo de escritora que pasa horas escribiendo para sí misma pero sin decidirse a difundir lo escrito. Al menos desde hace años.

Al escuchar el título “52 golpes” y como mi ignorancia es infinita, no pienso en Ray Bradbury sino en Truffaut. Bien es cierto que mi formación es más francófona, pero también es verdad que me sale de nuevo la vena de activista de género. Al fin y al cabo Antoine, el Antoine Dionel de los 400 golpes, vive, convive y trata de soportar la violencia de su padre contra su madre. Pero también la violencia de su profesor.

Los golpes, la violencia.

La palabra golpes al final siempre nos recuerda una posición de vulnerabilidad.

Pero 52 golpes, dados uno a uno, por 52 personas, durante 52 semanas pueden hacernos sentir fuertes, pueden hacernos crecer, pueden lograr que el ruido de estos golpes nos lleven a que se nos lea y que consigamos con estos golpes, nada violentos, recuperar la confianza en el trabajo colectivo, y en todo lo que puede alcanzarse siendo algo más que una única persona perdida en esta inmensa red global; algo más que un blog, unido a otro blog, que es difícil de encontrar entre tanto escrito. Al fin y al cabo juntos somos más.

Golpeemos con fuerza a través de la palabra para crear utopías o denunciar distopías como hiciera Bradbury.

Y lo que son las cosas, recuerdo que fue el mismo Truffaut quien llevó al cine Farhenheit 451. ¿Curiosidades, casualidad o que nuestra mente al final nos acaba enlazando nuestros conocimientos?

 

Golpes: Semana #1
Tags: #ensayo

Comentarios (6)

  • Gemma . 19 febrero, 2017 . Responder

    Muy buenos golpes de palabra,enhorabuena!!

  • Susana . 19 febrero, 2017 . Responder

    Golpes…levantarse de ellos…y llamar la atención con ellos…

  • Enrique . 5 marzo, 2017 . Responder

    Se escucha el sonido de un corazón fuerte, latidos… Me gusto, seguiré atento a los ritmos de tu prosa.

  • Aitor . 5 marzo, 2017 . Responder

    Buena introducción. Dan ganas de seguir leyendo

  • Violeta . 6 marzo, 2017 . Responder

    Gracias por compartir. Me dejaré golpear cada semana y, por lo que ya intuyo, con mucho gusto.

  • Norberto . 6 marzo, 2017 . Responder

    52 golpes es un año de golpes.
    O una vida.

    De los que damos o recibimos?
    De los de fortuna o accidentados?
    Los premeditados o ciegos?
    Los naturales del oleaje y los vientos o aquellos del desgaste humano?

    Creo que necesitamos mas de 52 golpes! Y mas de una vida!

    Asi que cuenta conmigo para esta singular lectura-aventura!

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com