El día que pueda pronunciar tu nombre sin que me duela, ese día me habré curado.

El día que al pensar en ti no se me salten las lágrimas sin que pueda detener su brotar, ese día me habré curado.

El día que deje esta inercia en la que me envolví desde que no hay amor entre nosotros, ese día me habré curado.

MANOLO D. ABAD

Golpes: Semana #33
Tags: #relato

Comentarios (2)

  • Sol . 17 agosto, 2017 . Responder

    El amor, sí, todo ‘locura’.

    • (Autor) Manolo D. Abad . 18 agosto, 2017 . Responder

      No puedo decir nada más, sólo escribir algunos pequeños retazos.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com