Demasiadas horas, demasiados días, demasiadas semanas, demasiados meses encerrado en los límites de mi ciudad. Sin poder escapar. Envuelto en las brumas del desamor, de tu desamor. De tus sombras que me persiguieron como fantasmas en estos meses.

Al fin, la carretera. Amigos de otra ciudad. Olvidar el trabajo. Ese rush insoportable de los últimos años. Liberarse, conocer gente nueva. Un descanso, un intermedio.

Este fugaz oasis ha sido maravilloso. Ahora ya sé que debo luchar porque esa luz que ya vislumbro al final del túnel, ilumine todas las sombras que tu desamor me dejó.

MANOLO D. ABAD

Golpes: Semana #26
Tags: #relato

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com