Vuelven a sonar Black Swan Lane y eso sabes que eres tú. Sólo tú. Nadie más que tú. Pero no hay respuesta en mi vacío. Y mi vacío eres tú. Y la canción sigue sonando. Y el vaso vacío vuelve a rellenarse. Y cada lágrima se empeña en brotar con tus ojos como recuerdo.

Y me pregunto por qué esta espiral no tiene fin. Por qué no puedo distraerla. Por qué me siento cada vez más miserable. Por qué cada intento nuevo con alguna diferente supone una bofetada que me devuelve a ti. Por qué,… mejor beber, una vez más. Un poco de música. Un inédito de Black Swan Lane. “Low”.

¿Por qué me siento tan mal y, al mismo tiempo, tan bien, tan liberado?

¿Por qué estoy tan confundido? Tan jodidamente confundido.

 

MANOLO D. ABAD

Golpes: Semana #23
Tags: #relato

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com