No vuelvas nunca más, ya no vuelvas nunca más.

He de rehacerme. he de reinventarme. He de disfrutar del amanecer. He de aprovechar el tiempo que he ganado a la muerte hasta conseguir vivir de lo que me gusta. Sí, quizás en un momento de debilidad, podría abrazarte, podría volver a amarte una tercera vez.

¿Qué sentido tendría? ¿Recuperar los viejos hábitos sexuales? Mira que me gustaban…

Pero no, hemos de pasar página. Sobre todo yo.

No vuelvas nunca más. Déjame en paz. Dame la oportunidad de vivir una nueva vida.

MANOLO D. ABAD

Golpes: Semana #21
Tags: #relato

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com