Office’s adventures, Chapter 38: Lo que más me gustó de mi

18 septiembre, 2017.0 Comentarios.#ficción

Me había dispuesto desde hacía ya un tiempo a cambiar mi actitud dentro de la cárcel (digo oficina!), la intención era pasar desapercibido, iba a ser el gris más neutro de entre todos los grises que por allí habitaban, ni claro ni oscuro, simplemente gris gris gris… opinaría solo cuando se me preguntara de forma directa, y claro está, intentando implicarme lo mínimo posible: “¿Que tal viste el partido? Son once contra once, ya sabes, fútbol es fútbol”. Decidido estaba yo por esforzarme en llegar a ser invisible, otra tecla más dentro del teclado y a poder ser, una de las del centro, nada especial. Mis verdades sin filtros ya no volverían a hacer sentirse culpable a nadie, ya no volaría con mi imaginación a parajes insólitos llenos de sinsentidos para tener otro punto de vista, ya no velaría por mantener despierta la idea de encontrar vida en otros cerebros. El ambiente era cada vez más aburrido, ya no había colores entre los presos (digo compañeros!), lo habían logrado y ahora, lo que si había eran demasiados “ya-noes” (ya no tal, ya no cual…) a la vista. Habían cambiado lo que más me gustaba de mí, hasta que de nuevo llegó la hora de comer… ¿y si todos comían mierda? ¿Habría que probarla?, la gota colmó el vaso, por ahí ya sí que no paso, salí corriendo como un loco y comprendí entonces que aunque delante solo había oscuridad, YA NO habría nunca más una marcha atrás, yo no quería ser gris.

 

Golpes: Semana #38
Tags: #ficción

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com