Office’s adventures, Chapter 31: Que siempre sea sábado noche

1 Agosto, 2017.0 Comentarios.#ficción

Qué divertido sería vivir en un eterno sábado noche, sin preocupaciones de tener que elegir cuidadosamente las palabras, dando rienda suelta a la improvisación, sin temor a las miradas de reproche de la mañana siguiente, simplemente haciendo lo que me marquen las ganas y el apetito; sin pensar en el futuro pues tendría la seguridad de que viviría siempre sin conocer el temido domingo de resaca. Encadenaría de seguido todos los planes que cualquiera pudiera imaginar; que si un salir a unas cañas tempraneras y ya que estamos cenar de picoteo, que si peli-manta con cubo de palomitas y sonido envolvente… ya después, iría a la barra del 33 a mover un poco las caderas y de paso romper algún corazón. Cualquier idea podría ser ejecutada en mi eterna noche, si quisiera, iría al vertedero a disparar a unas latas, que si no fuera sería porque no me apeteciese, no porque no pudiese; en esa vida, no cabría el tedio ni la desidia, todo sería un maratón de alegría. ¿Y qué por qué estoy pensando en eso ahora? Porque lo que para algunos es inconcebible, yo esta tarde de lunes encerrado en mi cárcel (digo trabajando!) casi he comprobado que pudiera ser posible, solo tengo que trasladar cada uno de estos segundos que se me están haciendo como días a ese momento de sábado noche, un minuto sería como unos dos meses… una noche de sábado sería toda una vida a este ritmo, tendría tiempo más que suficiente. Creo que esta última media hora ha sido la más larga de la historia de la humanidad.

Golpes: Semana #31
Tags: #ficción

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com