Office’s adventures, Chapter 30: Las vacaciones

26 julio, 2017.0 Comentarios.#ficción

Aunque todo el mundo me repetía que muy pronto me llegaría el tercer grado (digo las vacaciones!) a mí estas, más bien me parecían como de una galaxia muy muy lejana… Mientras, desde el exterior nos llegaban noticias de que algunos presos (digo compañeros!) andaban dorando su piel en secretas playas, bebiendo multicoloridos cócteles, y doblando su columna en competición para ver quien pasa sin caerse por debajo del listón. ¿Acaso me había yo rodeado de superexplotadores de la felicidad? ¿Nadie se deprime cuando se da cuenta en la piscina que tiene ya grabada de por vida en el tobillo la marca de la cadena y la bola (digo la goma del calcetín!)? “Maricarmen, de verdad: toallas, crema, palas, sombrilla, neverita con bebidas y filetes de pollo empanado, gorra, tabaco, papel, boquillas, mechero, móvil, libro electrónico, walkman, gafas de sol, baraja, librillo de pasatiempos, bolígrafo, gafas de bucear… ¿no crees que llevamos demasiadas cosas para hora y media de playa?”. Lo que necesita esta gente es que un tipo vestido con una camiseta de Coco-loco sin mangas, sombrero de paja y chanclas, ayudado de tan sólo una radiografía, les tenga que abrir la puerta por no coger las llaves, y por ello sangrarles el sueldo de medio mes. Eso para que aprendan que en su celda (digo mesa!) están mejor que en ningún sitio. Manteniendo el orden como si nada hubiera pasado, nos devolvió de nuevo a nuestra tediosa condena (digo jornada laboral!).

Golpes: Semana #30
Tags: #ficción

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com