Office’s adventures, Chapter 24: Feas manías

16 junio, 2017.0 Comentarios.#ficción #relato

Todo el mundo tiene ridículas e inconfesables manías, yo mismo tengo una feísima que es la de arrancarme a tirones los pelos de la nariz, es algo doloroso pero confieso que a la vez resulta placentero y encima cumple una función estética. Procuraba hacerlo en privado, pues considero mis cavidades nasales algo bastante íntimo, pero desde hacía un tiempo, esta grotesca acción era lo único que me mantenía despierto en las interminables reuniones de grupo. Hasta entonces me había bastado con unos disimulados bostezos para no adormilarme, pero eso ya no era suficiente, necesitaba ir más allá para mantener la atención y esa era la única manera que me garantizaba éxito (y sangre). El otro día el alcaide (digo mi jefe!) me llamó al orden alegando que le desagradaba esta rareza mía, seguiré callando, no entiendo nada de su mundo ya que estoy en la curva derrapando, y aunque yo sabía que todos los hacemos en la intimidad, tenía que seguirle la corriente y no dar problemas. En mi interior tenía claro que hay vicios que son difíciles de abandonar… creo que, una vez más, el absurdo miedo asumir nuevas modas fue lo que hizo que un par de semanas más tarde me llegara un mail con 213 firmas en las que se me rogaba que dejase en paz los pelos de mi trompa.

Golpes: Semana #24

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com