hoy he aprendido que el dolor
es un hijo íntimo de las esporas
y que a menudo se remete hacia dentro
y se tuerce como una madreselva espinosa
y bucea en espiral
como un tornillo sin fin
e inspira aire higiénico y delgado
y espira humo denso y putrefacto
; hoy he sabido
que el dolor es una rama
finísima y espantada
que se enreda en nuestras mejillas
y te escala como hacia atrás
de tus peores pesadillas
; pero también he aprendido
contigo y con tu dolor
porque me lo has mostrado
que si encendemos una lumbre
con cerillas
que si ponemos la olla al fuego
a tapa abierta
que si reunimos a más de dos
en torno a una mesa de comedor
el dolor se ahueca un poco
se estremece uno con más colchón

Golpes: Semana #40
Tags: #poesía

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com