sigo encontrando ventajas
a lo de no ser propietario de vivienda
, a saber, entre muchas otras
: ahorrarse las malditas reuniones
de la comunidad
, que la palabra derrama
no te produzca urticaria inmediata
, que no contribuyes a la proliferación de notarios
, esas personas serias, que saludan sin mirar a los ojos
, leen en voz alta, despachan, aprietan manos y cobran
, que no te obliga nadie
a pagar un seguro de vida
, que si te toca vecino gritón
: pliegas, recoges y a volar
, que no tienes que hacer la pelota al portero
, que no te has de casar con un banco
, que la ansiedad se reduce
, que te sientes en casa en cualquier lado
, que puedes viajar levando todas las anclas
, que puedes volar soltando todos los sacos
, que sientes más, que respiras más
, que montas en el ascensor y
miras de otra manera a la vecina de abajo
, que te despegas más de aquella mancha
en el suelo del portal
, que te importa menos
con qué jabones se hayan de limpiar
las ventanas de tu patio
, que no te molesta que las basuras
sean martes, jueves y sábado
y que si eso ocurre
pliegas, recoges y a volar
, que echas mejores siestas
, que duermes de un tirón
, que no te sometes tanto
a las fuerzas municipales del suelo
, que sigues viendo la luz tras las cortinas
que eliges altura y distribución y calle
y cuando te cansas
pliegas, recoges y a volar
.

Golpes: Semana #38
Tags: #poesía

Comentarios (6)

  • J.Maseda . 24 septiembre, 2017 . Responder

    No puedo estar más de acuerdo, bravo 😉

    • (Autor) Javier Oliva . 8 octubre, 2017 . Responder

      Muchas gracias, compi.

  • fisherwoman . 24 septiembre, 2017 . Responder

    Por no hablar de cuando te toca ser presidente. Mucha envidia leyendo tu texto (de la sana) 🙂

    • (Autor) Javier Oliva . 8 octubre, 2017 . Responder

      Eso tiene que ser de película de miedo. Gracias por leer, muyaya

  • Johan Cladheart . 25 septiembre, 2017 . Responder

    Correctísimo.

    • (Autor) Javier Oliva . 8 octubre, 2017 . Responder

      Muchas gracias, chaval. Abrazo

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com