llego a casa cuelgo las llaves dejo la gorra

me quito las zapatillas

poso encima del mármol blanco

un ramillete fresco de albahaca

– traigo una primavera hasta casa –

tú me dices pesto

yo respondo caprese

el crío mayor pregunta a qué huele

y el pequeño qué es eso verde

y, mientras tanto, la cocina se llena de olor

el mármol blanco y el verdor fulgurante

el marrón del final de los tallos recién cortados

y, entonces

, sobreviene

: el poderoso aroma de futuras hambres

, el vértigo de inconstantes realidades

, los precipicios de la vida discontinua

, la belleza de la imagen

del puro verdor contra la pura blancura

sucediendo a la derecha de nuestros fuegos

y de fondo copla cañí entrando por el aseo

, cebolla pochada en ollas vecinas

, tomates feos en otras encimeras

en el fondo

una mañana de diario

en la que el sol

justo daba de lleno en nuestra ventana

.

Golpes: Semana #37
Tags: #poesía

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com