yo no es que la odie

es que para mí no existe

; la palabra irreversible

no entra dentro de mis acepciones

de fracaso

: suelo ser optimista

y busco soluciones variopintas

a las dudas que me asaltan

; aunque sean estrafalarias

las razones que doy

para acotar un dilema

, estas son variadas y muchas

, podrían tender al infinito

; irreversible para mí no hay nada

si acaso mezclas químicas

como la salsa mayonesa

imposible de separar

en sus líquidos elementos

: huevo batido, gotas de limón, aceite de oliva

y en sus tres granitos de sal

; si acaso irreversibles son la argamasa, el cemento armado

, tu mano sobre el lomo de aquel caballo

, la levadura dentro de un bizcocho

, la huella de tus ruedas por delante de las mías

, esas gotas de vinagre en tus mejillas

, el sol colándose entre los pinos de la finca de enfrente

, este minuto que vivimos tan austeramente

a ojos cerrados

, esta matriz incandescente

donde se aloja este dolor

, este núcleo fundido y magmático

de donde sale este calor

.

Golpes: Semana #15
Tags: #poesía

Comentarios (2)

  • David Requena . 17 abril, 2017 . Responder

    Hermoso, aunque algo contradictorio, sin duda de forma consciente.

  • (Autor) Javier Oliva . 19 mayo, 2017 . Responder

    Muchas gracias, David, por leer y opinar. Sí, totalmente consciente.
    chau

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com