Sé que quiero comenzar, ni dónde ni cómo. Como tú, a veces me alejo
demasiado en el camino de una hoja de Word, con la inmovilidad de mi
voz y la misión de compensar el peso de mis libros desencajados. No hablo de
sinapias ni sucesos. Verás, ayer mismo, documenté minuciosamente todas
las equis de un mapa para Jeremiah Johnson. Estaba en las alforjas del esqueleto
de un caballo; una funda de cuero con el sello impreso de Leavenworth, Kansas.
Hoy, más temprano que tarde, quizás levante las jarcias del Pelícano y hunda el
ancla en la isla de San Borondón. Mañana tal vez, me tome un “bateau-mouche” cerca
de Pont Neuf, junto a la estatua parisina de Enrique IV. Cómo deciros esto; sé que quiero
comenzar, no sé dónde ni cómo, pero sentado en mi casa, con una hoja de Word.

Golpes: Semana #30

Comentarios (1)

  • Pablo Amor . 31 Julio, 2017 . Responder

    Viajar -físicamente o con la mente- es lo mejor que hay. Bravo!

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com