Era Halloween. Cada vez había más gente que lo celebraba, aún siendo una fiesta de un país extranjero. Algunos incluso se disfrazaron para ir al trabajo. Precisamente, fue uno de ellos el que sacó el tema a la hora de la comida y el resto, divertidos, le siguieron el juego y empezaron a confesar sus miedos más profundos. La muerte, los espacios cerrados, los aviones, la soledad… Nada que se saliera de lo habitual.

Cuando llegó su turno, pensó por una milésima de segundo en decir la verdad. Que su mayor temor la esperaba cada día en casa, sentado en el sofá, casi siempre con ganas de bronca.

Solo fue una milésima.

Golpes: Semana #43

Comentarios (2)

  • Johan Cladheart . 30 octubre, 2017 . Responder

    Qué lograda (aunque dura) imagen en tan pocas líneas. ¡Salud!

  • Sol . 3 noviembre, 2017 . Responder

    Oops, ese sí que es terror y no un zombie.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com