El despertador. La persiana. La cisterna. La puerta de la nevera. La tapa del Nescafé desenroscándose. La cuchara removiendo el café. El encendedor del gas. La llama del gas. Los cajones de la ropa. El cepillo de dientes eléctrico. El agua de la ducha. Los cajones del baño. La cremallera del bolso. Y de la mochila. Los zapatos haciendo crujir el parqué. Los zapatos al caer al suelo. La llave bailando en la cerradura. El Mac arrancando. Las teclas. Los cajones de la cocina. El cuchillo contra la tabla de madera. Los cacharros. El aceite chisporroteando en la sartén. La batidora. El agua del grifo corriendo. El agua del grifo al caer en el vaso. La banqueta. Los cubiertos en contacto con el plato. El estropajo. La lavadora. Las cuerdas del tendedero. El tendedero de plástico. La televisión al encenderse. El ventilador. La televisión al apagarse. Las hojas del libro. La lámpara de la mesita de noche. El colchón. Las sábanas al rozar mis pies.

En mi casa el silencio suena así.

Golpes: Semana #30

Comentarios (3)

  • Johan Cladheart . 31 Julio, 2017 . Responder

    ¡Oh! Qué envidia de la mala me has generado.

  • (Autor) fisherwoman . 31 Julio, 2017 . Responder

    ¿Por qué? ¿Por qué en mi casa no hay ruidos que no me dejen dormir? 😛

  • Sol . 10 Agosto, 2017 . Responder

    El tráfico doméstico, me gusta.

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com