Cada palabra de lo que te voy a escribir está pensada, sentida, dolida, atada a vos, a tu recuerdo, a tu olor de piel, a tus manos hinchadas de tanto hacer sonar las congas.

Cada palabra nace desde lo más intenso, desde lo profundo de mi ser en (des)conexión con tu ser, porque lo provoca la distancia que hoy nos separa de aquel lazo que nos unía y nos hacía sentir eternos, de a dos, los dos.

Entonces, te digo: te amo y te amé. Las formas de ese amor fueron mutando, cambiando. Las intensidades también. No de forma lineal ni respetando un orden cronológico esperable. En un movimiento sinuoso, y vacilante,  jugando a ser equilibristas de sentimientos.

 

(continuará)

Golpes: Semana #41

Comentarios (2)

  • Sol . 15 octubre, 2017 . Responder

    Me encanta lo de ‘equilibristas de sentimientos’… es así tan a menudo

    • (Autor) Fauna . 16 octubre, 2017 . Responder

      Gracias Sol! Siempre estamos balanceándonos aunque no queramos..

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com