El número veinte no me es ajeno

soy tan cercana a él como si fuera mi sombra y mi reflejo,

ambas cosas al mismo tiempo.

Es un par de números, dirán algunos. Yo veo más que eso.

Lo recuerdo todos los meses, a veces riéndome, a veces con pesar de quien no quiere el peso del paso de los años.

EL número veinte me gusta, porque es redondo y a la vez se corta con la distancia del dos, que simula ser pequeño, dócil, compañero.

Ysin embargo, ahí está, el dos solo, como quien mira de reojo y con desprecio. Pero anulamos ese sentimiento porque el cero es neutro

y no siente.

Nunca siente.

Golpes: Semana #20
Tags: #relato

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com