Las cosas que piensa uno cuando tiene el día tonto.

Si lo que nos han contado es cierto,

si la chifladura del Big Bang inició todo lo que conocemos,

entonces la materia que forma la mano con la que escribo

un día fue uno

con la materia que forma tu mano,

con la que forma el portátil en el que tecleo,

con la mierda maloliente del perro del vecino,

con los pechos inalcanzables de la actriz que tanto te gusta,

con el metal imponente de la Torre Eiffel,

con todos y cada uno de los mil y pico millones de chinos,

con la nieve en la cima del monte más lejano,

con las nubes de tormenta,

con la tierra que pisó Armstrong la primera vez que no pisaba la Tierra,

con el más grande y el más pequeño de los asteroides y los cometas,

con las estrellas, de número poco menos que infinito,

incluso las absorbidas por agujeros negros supermasivos,

en el centro de las galaxias, tanto las lejanas,

como las que ni siquiera vemos porque su luz no ha tenido tiempo de llegar a nosotros,

e incluso con la mano de un ser que pueble un planeta en aquella galaxia,

suponiendo que tenga manos.

Con la materia de esa mano también fue uno la tuya.

 

 

 

 

Golpes: Semana #13
Tags: #poesía

Comentarios (2)

  • Pablo Amor . 3 abril, 2017 . Responder

    Más Drexler que nunca. Bien!

  • (Autor) David Requena . 3 abril, 2017 . Responder

    ¡Gracias!

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com