El gusano que hiberna en mi infancia

sigue tejiendo seda de ausencias,

sordo a su ser provisional.

Tan cercano al origen.

 

Envejece indefinido

transformándose

en su silencio que cruje.

 

Se desvanece  en un quejido interminable,

atemporal en sí mismo,

sin reconocerse en la metamorfosis.

 

Hoy,

la mariposa gris brota de un capullo en llamas

con un inaudible zumbido perenne

que agrieta luces y sombras.

 

Pero es efímera,

esencia incompleta, mutilada y distante.

 

Golpes: Semana #16
Tags: #poesía

Comentarios (2)

  • IgnorantWalking . 21 abril, 2017 . Responder

    Muy bueno, los primeros cuatro versos son geniales. Enhorabuena.

    • (Autor) Aletheia . 22 abril, 2017 . Responder

      En ocasiones, las imágenes provienen de rincones tan íntimos y lejanos que una duda de que leídas desde fuera tengan sentido. ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂

 

Todos los textos son propiedad de sus respectivos autores - Contacto: los52golpes@gmail.com