Semana
02
Víctor Villazán

Cartas de amor que nunca llegaron.

Género
Poesía
Ranking
0 70 0

Me gustaría odiarte tanto como me odio a mí mismo.

Me gustaría que fueras la esquina de la mesa contra la que choca mi dedo meñique del pie.

Me gustaría que fueras la cuchilla con la que me corte las venas.

Me gustaría que fueras la ruleta del volumen de la radio cuando suena una canción de Bowie.

Me gustaría que fueras el pus que choca contra el espejo cuando me exploto un grano de mi frente.

Me gustaría que fueras la pólvora de la bala con la que me suicide.

Me gustaría que fueras la peluca con la que oculte que me estoy quedando calvo.

Me gustaría que fueras la puerta de emergencia para usarte cuando no pueda más.

Me gustaría que fueras la aguja de la jeringuilla de anestesia en una operación a vida o muerte.

Me gustaría que fueras la persona que  compruebe mi pulso cuando encuentren mi cadáver.

Me gustaría que fueras la conversación sobre política en las cenas de Navidad.

Me gustaría que fueras el 1% de la batería de mi móvil.

Me gustaría que fueras la báscula que me diga que he engordado.

Me gustaría que fueras la vela que encienda cuando haya un apagón.

Me gustaría que fueras la persona que se reía de mí en el instituto en una reunión de antiguos alumnos.

Me gustaría que fueras las lágrimas de un niño cuando en el supermercado no le compran chocolate.

Me gustaría que fueras el mosquito que zumba en mi oído en una noche de verano.

Me gustaría que fueras la caca de perro que pise cuando vaya andando por la calle.

Me gustaría que fueras mis cuerdas vocales cuando no me atrevo a decir algo.

Me gustaría que fueras el flayer de una discoteca que alguien me ofrece por la calle y yo rechazo.

Me gustaría que fueras la persona a la que finjo llamar cuando siento que alguien me sigue de noche por la calle.

Me gustaría que fueras el regalo que no me trajeron los reyes.

Me gustaría que fueras la camiseta que deje de usar porque me compré otra más bonita.

Me gustaría que fueras los garabatos que hago cuando me aburro.

Me gustaría que fueras el sonido que me acojona cuando estoy solo en casa.

Me gustaría que fueras eso que guardé pensando que algún día lo volvería a usar.

Me gustaría que fueras el check azul de WhatsApp para saber que le importo a alguien.

Me gustaría que fueras el abrigo que llevo de la mano cuando hace calor.

Me gustaría que fueras la distancia que hay entre el espejo y yo cuando no me quiero mirar.

Me gustaría que fueras el resto de comida que se queda entre mis dientes después de comer.

Me gustaría que fueras la sensación que tengo cuando anuncian una temporada más del show de las Kardashian.

Publicado la semana 2. 14/01/2018
Etiquetas
Haz lo que te salga del coño
Compartir Facebook Twitter